CONSIDERANDOS
PRIMERO. Que el Sindicato Nacional de Arquitectos Conservadores del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura -Instituto Nacional de Antropología e Historia, es una organización que se sustenta en los principios establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: base esencial de referencia política y jurídica de toda actividad social; fundamentos de los que derivan los juicios y decisiones para lograr el mejoramiento integral de los arquitectos en un marco de libertad, democracia, solidaridad, transparencia, rendición de cuentas y cultura sindical para todos nuestros integrantes.

SEGUNDO Que con base en el Estado de Derecho, defenderá la libre afiliación y asociación, la autonomía política, la autodeterminación, la libre expresión y manifestación de las ideas como condiciones fundamentales de independencia de las organizaciones sindicales.

TERCERO. Que establecerá su conformación programática mediante la participación constructiva de todas las corrientes ideológicas y políticas en un frente amplio de defensa de los intereses laborales, académicos, profesionales, económicos, sociales, políticos y culturales de sus agremiados.

CUARTO. Que guardará como ineludible la defensa de su materia de trabajo establecida y definida en las leyes, reglamentos, Condiciones Generales de Trabajo, circulares y demás instrumentos académicos y jurídicos que forman el marco normativo, laboral, profesional, económico, social y cultural del Sindicato Nacional de Arquitectos Conservadores del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura – Instituto Nacional de Antropología e Historia.

QUINTO Que conservará de forma insoslayable la unidad de los representantes y representados por medio de la crítica y autocrítica de los objetivos, acciones, procedimientos, políticas, planes, observaciones y revisión de programas y proyectos del Sindicato Nacional, que sustenta el ejercicio de la cultura sindical democrática.

SEXTO. Que reconoce y acepta la responsabilidad de defender los intereses y derechos de sus agremiados, así como de promover y elevar su nivel académico, profesional, laboral, social, económico y cultural, en el marco de una interacción integral con el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Secretaría de Cultura.

SÉPTIMO Que acepta la responsabilidad de representar a todos los agremiados al Sindicato Nacional de Arquitectos Conservadores del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura –Instituto Nacional de
Antropología e Historia, sin discriminación alguna por su forma de contratación y ubicación geográfica, ante la Dirección General del INAH, los organismos de la Administración Pública Federal, las entidades estatales y demás órganos públicos y privados.

OCTAVO. Que buscará la participación y contribución al desarrollo de una educación científica, democrática y social como fundamento de las libertades individuales y colectivas del hombre y que promoverá el trabajo multidisciplinario, interdisciplinario e interinstitucional, consecuencia del avance de la ciencia y la tecnología, en el ámbito nacional e internacional.

NOVENO. Que promoverá el conocimiento, la valoración y la preservación de las diferentes manifestaciones tangibles e intangibles del patrimonio cultural y contribuirá a su protección, restauración, conservación, investigación, difusión, recuperación y uso social, con miras al fortalecimiento de la pluralidad étnica y la identidad cultural de la Nación, de su independencia económica y política, de la justicia laboral y social, de la reafirmación de la identidad, democracia y de la solidaridad nacional e internacional.

DÉCIMO. Que se vinculará en la práctica política con las actividades sindicales de los trabajadores de México, a través de una relación solidaria y de coalición, con las organizaciones democráticas, cuyos planteamientos deriven de la necesidad de alcanzar un mejor nivel laboral, económico, social, político y cultural.